facebook   youtube   

  • Home
  • Iglesia
  • Declaracion Doctrinal
bar

Declaracion Doctrinal

Las Santas Escrituras

Nosotros creemos que las Santas Escrituras tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento son verbal y plenariamente inspiradas la Palabra de Dios. Las Escrituras son inerrantes, infalibles y Dios las exhaló y por eso son las que tienen autoridad final de nuestra fe y vida. Los sesenta y seis libros del Antiguo y Nuevo testamento son la revelación divina y completa de Dios hacia el hombre. ( 2 Tim. 3:16-17; 2 Ped. 1:20-21).

Dispensacionalismo

Nosotros creemos que las Escrituras siendo interpretadas en su sentido natural y literal revelan divinamente determinadas dispensaciones o reglas de vida en las cuales define responsabilidades del hombre en diferentes eras. Estas dispensaciones no son diferentes maneras de salvación, pero son un orden divino de mayordomía por el cual Dios dirige al hombre de acuerdo a su propósito. Tres de estas dispensaciones son: La dispensasen de la ley, la dispensación de la Iglesia, y la dispensación del reino- son el sujeto de revelación detallada en las Escrituras (Jn.. 1:28; 1 Cor.. 9:17; 2 Cor.. 3:9-18; Gal.3:13-25; Efe.. 1:10; 3:2-10; Col. 1:24-25, 27; Rev. 20:2-6).

Dios Padre

Nosotros creemos en un trino Dios, que existe eternamente en tres personas- Padre, Hijo, y Espíritu Santo, cada uno es co-eterno en existencia, co-idéntico en naturaleza, co-igual en poder y gloria y tienen los mismos atributos y perfecciones (Deut. 6:4; Mat. 28:19: 2 Cor.. 13:14; Juan 14:10, 26).

La Persona y Obra del Señor Jesucristo

(1) Nosotros creemos que el Señor Jesucristo, el eterno Hijo de Dios, se hizo hombre sin dejar de ser Dios, siendo concebido por el Espíritu Santo y nacido de la virgen María, con el propósito que el pudiera revelar a Dios y redimir al hombre pecador (Isa. 7:14; 9:6; Lucas 1:35; Juan 14:10, 26).

(2) Nosotros creemos que el Señor Jesucristo completó nuestra redención por medio de su muerte en la cruz como representativo, vicario, sacrificio de substitución y que nuestra justificación ha sido segura por medio de su resurrección física y literal de la muerte. (Hech.. 2:18-36; Rom.. 3:24-25; 1 Ped. 2:24; Efe.. 1:7; 1 Ped. 1:3-5).

(3) Nosotros creemos que el Señor Jesucristo ascendió al cielo y ahora es exaltado a la mano derecha de Dios, donde como Sumo Sacerdote, el intercede y aboga por nosotros (Hech.. 1:9-10; He. 9:24; 7:25; Rom.. 8:34; 1Jn. 2:1-2).

La Persona y Obra del Señor Jesucristo

(1) Nosotros creemos que el Espíritu Santo es una Persona quien da convicción al mundo de pecado de justicia y de juicio; y que él es el agente sobrenatural; quien regenera y bautiza a todos los creyentes en el cuerpo de Cristo, sellándolos y mora en ellos hasta el día de la redención (Jn. 16:8-11; Rom.. 8:9; 1 Cor.. 12:12-14; 2 Cor.. 3;6; Efe.. 1:13-14).

(2) Nosotros creemos que él es el Maestro Divino quien asiste a los creyentes a comprender y a aplicar personalmente las Escrituras a sus vidas y que es el privilegio y la obligación de todos los salvos a el ser llenos del Espíritu Santo (Efe. 1:17-18; 5:18; 1 Jn. 2:20, 27).

(3) Nosotros creemos que Dios es soberano y reparte dones espirituales a cada creyente. Dios igualmente usa evangelistas, pastores y maestros para equipar a los creyentes en la asamblea para que ellos puedan hacer el trabajo del ministerio (Rom.. 12:3-8; 1 Cor.. 12:4-11, 28; Efe.. 4:7-12).

(4) Nosotros creemos que las señales del regalo del Espíritu Santo, tales como hablar en lenguas, y el de sanar fueron temporales. Nosotros creemos que el hablar en lenguas nunca fue lo común ni la señal necesaria para ser bautizado o lleno por el Espíritu Santo y que por último seremos liberados de enfermedad y de la muerte y la consumación de nuestra salvación en la resurrección, aunque creemos que Dios escoge sanar físicamente por medio de oraciones hechas por creyentes (1 Cor. 1:22; 13:8; 14:21-22).

La Depravacion Total del Hombre

Nosotros creemos que el hombre fue creado a la imagen y semejanza de Dios, pero que en el pecado de Adán la raza humana cayó, y heredó una naturaleza pecadora y vino a ser separado de Dios, y que el hombre es totalmente depravado y él mismo no puede remediar su perdida condición ( Jn. 1:26-27; Rom. 3:22-23; 5:12; 6:23; Efe. 2:1-3; 4:17-19).

La Salvacion

Nosotros creemos que la salvación es un regalo de Dios traída al hombre por gracia y que se recibe teniendo una fe personal en el Señor Jesucristo, de quien su sangre preciosa fue ofrecida en el calvario para el perdón de nuestros pecados (Juan 1:12; Efe.1:7; 2:8-10; 1 Ped. 1:18-19).

La Seguridad Eterna del Creyente

(1) Nosotros creemos que todos los redimidos, una vez salvos, son sostenidos por el poder de Dios y están seguros en Cristo para siempre (Juan 6:37-40; 10:27-30; Rom. 8:1, 38-39; 1 Cor. 1:4-8; 1 Ped. 1:4-5).

(2) Nosotros creemos que es el privilegio de todos los creyentes de regocijarse en la certeza de su salvación por medio del testimonio de la Palabra de Dios, la cual por otra parte prohíbe claramente usar nuestra libertad cristiana para pecar (Rom. 13:13-14; Gal. 5:13; Tit. 2:11-15).

La Iglesia

(1) Nosotros creemos que la iglesia local, la cual es el cuerpo y la novia de Cristo, está formada solamente de personas que han nacido de nuevo (1 Cor. 12:12-14; 2 Cor.. 11:2; Efe. 1:22-23; 5:25-27).

(2) Nosotros creemos que el establecimiento y continuidad de iglesias locales esta claramente enseñado y definido en las Escrituras del Nuevo Testamento (Hech. 14:27; 20:17, 28-32; 1 Tim. 3:1-13; Tito 1:5-11).

(3) Nosotros creemos en la autonomía de la iglesia local y está libre de cualquier autoridad externa a ella o control (Hech, 13:1-4; 15:19-31; 20:28; Rom. 16:1, 4; 1 Cor. 3:9, 16; 5:4-7, 13; 1 Pedro 5:1-4).

(4) Nosotros reconocemos el bautismo por inmersión en agua y la Cena del Señor como ordenanzas escritúrales de obediencia para la iglesia en esta era (Mat. 28:19-20; Hech. 2:41-42; 18:18; 1 Cor. 11:23-26).

La Separacion

(1) Nosotros creemos que todos los salvos deben de vivir de tal manera que no traigan reproche al nombre de nuestro Señor y Salvador; y separación de toda actividad religiosa apóstata, de todos los pecados y placeres mundanos, esto es mandamiento de Dios. Nosotros creemos que no debemos ayudar o participar en ninguna manera alguna actividad ecuménica, tales como unirnos en adoración y compañerismo con la institución Católica Romana y ninguna que este afiliada a la misma (Rom. 12:1-2; 14:13; 16:17-18; 2 Cor. 6:14-7:1; 2 Tim. 3:1-5; 1 Jn 2:15-17; 2 Jn. 9:11).

La Segunda Venida de Cristo

Nosotros creemos en la “bendita Esperanza" el retorno inminente y personal de Cristo quien tomará a Su Iglesia antes del período de los siete de años de la Gran Tribulación. Al termino de la Gran Tribulación, Cristo personal y visible retorno, con sus santos para establecer Su Reino Terrenal Mesiánico el cual fue prometido a la nación de Israel (Salm 89:3-4; Dan. 2:31-45; Zac. 14:4-11; I Tes. 1:10; I Tes. 4:13-18; Tit. 2:13; Rev. 3:10; 19:11-16; 20:1-6).

El Estado Eterno

(1) Nosotros creemos en la resurrección del corporal de todos los hombre, los salvos a la vida eterna y los no salvos al juicio y castigo eterno (Mat. 25:46; Juan 5:28, 29; 11:25-26; Rev. 20:5-6, 12-13).

(2) Nosotros creemos que el alma de los redimidos, en la muerte, están ausentes del cuerpo y presentes con el Señor, donde conscientemente ellos esperan la primera resurrección, cuando el alma y el cuerpo se reúnan para ser glorificados para siempre con el Señor (Luc 23:43; 2 Cor. 5:8; Fil 1:23; 3:21; I Tes. 4:16-18; Rev. 20:4-6).

(3) Nosotros creemos que las almas de los incrédulos, después de la muerte, están en constante castigo y tormento hasta la segunda resurrección, donde su alma y cuerpo se unirán de nuevo y aparecerán ante el juicio del Gran Trono Blanco, y serán echados en el lago de fuego, donde no será aniquilado, pero sufrirán estando consientes siendo atormentados para siempre jamás (Marc. 25:41-46; Marc. 9:43-48; Luc. 16: 19-26; 2 Tes. 1:7-9; Jud. 6-7; Rev. 20:11-15).

La Persona de Satanas

Nosotros creemos que Satanás es una persona, el autor del pecado y el responsable por la caída del hombre; y que él es abiertamente enemigo de Dios y el hombre y que será eternamente castigado en el lago de fuego (Job 1:6-7; Isa. 14:12-17; Mat. 4:2-11; 25:41; Rev. 20:10).

La Creacion

Nosotros creemos que Dios creó el universo en seis días literales de 24 horas cada uno. Nosotros no creemos en la evolución, la teoría de la interrupción (gap), la teoría de la era del día ni en la evolución teística como creencias que son Bíblicas acerca del origen de la creación (Jn. 1:2; Ex. 20:11).

Las Misiones

Nosotros creemos que Dios ha dado a la iglesia la gran comisión de proclamar el evangelio a todas las naciones para que así pueda haber una gran multitud de cada nación, tribu, grupo étnico, y toda lengua que crea en el Señor Jesucristo. Como embajadores de Cristo nosotros debemos usar todos los medios posibles para ir a las naciones extranjeras y no esperar que ellas vengan a nosotros (Mat. 28:19-20; Mar. 16:15; Luc 24:46-48; Jn. 20:21; Hech. 1:8; 2 Cor. 5:20).

banner-k4t

Kids 4 Truth - Inscribe sus Hijos Hoy!

banner-salvation

El Plan de Dios Para la Salvacion